Si tienes un iMac y quieres conseguir mejorar su rendimiento, sólo tienes que instalar un disco SSD y notarás que tu equipo rejuvenece de una manera sorprendente.

Da igual el modelo que tengas, siempre se puede instalar un disco SSD.

  • Opción 1: Quitamos tu disco duro clásico y sustituirlo por uno SSD: puedes elegir entre discos de 120gb, 240gb, 480gb o 960gb.
  • Opción 2: Combinar un disco SSD con el disco duro que ya tiene tu iMac A esto se le denomina Fusion Drive. Con esta opción siempre aumentas la capacidad de tu disco 120GB

Estamos tan convencidos que te va a gustar el cambio que te garantizamos la reparación. Si no te convence, podemos deshacerlo…

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: