En Tecland estamos muy metidos en el tema de los drones y sus múltiples posibilidades. Tanto en fotografía y en vídeo, como en agricultura de precisión, y cómo no, en arquitectura y patrimonio.

Hemos querido colaborar en el vídeo y el modelado 3D de la Ermita de Hontoria de la Cantera, concretamente probando en este caso un dron no pensado para ello, como es el DJI Mavic Mini. Generalmente para estos trabajos usamos el modelo DJI Phantom 4 Pro o el DJI Inspire PRO con cámaras Zenmuse y objetivos intercambiables micro 4/3, pero queríamos probar este pequeño dron para trabajos fugaces y en zonas urbanas donde no podemos desplegar un Inspire.

Como podéis observar, el resultado es bastante decente, aunque requiere el trabajo de calibrar para obtener precisión, cosa que no es necesario con modelos como el Phantom 4 RTK, pero sin duda nos permite realizar estos trabajos en zonas donde no podemos volar con drones más grandes. También hay que limpiar ciertos defectos, pero nada que no se pueda arreglar.

Aquí os dejo el modelo en la web de SkatchFab, que si bien no deja subirlo a calidad total, ni nos podemos hacer una idea.

Un saludo !!!

A %d blogueros les gusta esto: